Funcionario de programa social maltrata a humilde anciana de Andahuaylas y la excluye de Pensión 65

  • Jueves, Sep 07 2017
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

El Programa Nacional de Asistencia Solidaria, Pensión 65 se creó el 19 de octubre del 2011 mediante Decreto Supremo N° 081 – 2011-PCM, con la finalidad de otorgar protección a los adultos a partir de los 65 años de edad que carezcan de las condiciones básicas para su subsistencia.

Los adultos mayores extremos pobres del sector especialmente vulnerable de la población, reciben la subvención económica del estado, de 250 soles bimestrales por persona.

Esta linda teoría, cae en saco roto, cuando nuestros humildes ancianitos de Andahuaylas, de las zonas rurales y urbanas sufren en carne propia, una serie de maltratos permanentes al realizar los burocráticos trámites, para recibir el mísero presupuesto, que el estado les asigna.

De acuerdo, a la denuncia pública efectuada por la señora Adela Torres Mancilla (74) declara que hace dos meses, la excluyeron de este programa social, sin ninguna razón, y su nombre ya no figura más en la relación oficial.

Situación, por la que reclamó a uno de los trabajadores de esa institución, identificado como Samuel Ortega, cuando este transitaba por la Plaza de Armas de Andahuaylas. Preguntándole ¿Qué es lo que pasó en su caso?

Obteniendo como respuesta, que era por el cambio de los datos de la razón social, y que la anciana en mención vivía en una casa de material noble, mostrándole las fotos que había tomado cuando ella estaba barriendo la parte exterior de la casa en referencia.

Ante esas afirmaciones, la señora procedió a manifestar que ella y su hija discapacitada viven allí, por la ayuda humanitaria que le brinda el dueño de la casa al conocer su condición de pobreza.

Sin embargo, el referido trabajador no entendió ninguna explicación y empezó a gritar a la septuagenaria reiteradas veces, a pesar de la entrega del documento de clasificación socioeconómica, en la que se determina su condición de pobreza extrema. La misma que se encuentra vigente. “Olvídate de esta pensión, no me fastidies, no entiendes  ya no tienes que hacer nada acá, vete (…)” expresó el cuestionado trabajador.

A su turno, la anciana exclamó: “Yo necesito esta pensión, porque tengo una hija enferma que mantener, y me encuentro muy mal de salud, tengo varias operaciones y no tengo dinero, ya no puedo trabajar en nada. Pido ayuda al gobierno para sobrevivir (…)”

Es preciso informar, que este programa social no cuenta con oficinas descentralizadas en la región Apurímac; por lo que los trámites y procedimientos administrativos son extremadamente burocráticos y tienen  excesivas demoras Además de las serias observaciones y errores  en el trabajo superficial que realizan con el sistema de clasificación y verificación de este sector de la población.

Esta es la cruda realidad de los ancianitos, que se encuentran en un estado de abandono y pobreza. A quiénes se les brinda una irrisoria pensión bimestral de 250 soles. Como si estas personas se alimentaran cada dos meses y tendrían un buen estado de salud, para seguir reclamando por sus derechos.

Visto 806 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en ANDAHUAYLAS

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

+ Noticias

Deportes



Encuesta Pregon

¿Cómo califica la gestión de Wilber Venegas Torres como gobernador regional de Apurímac a un año y nueve meses de concluir su gobierno?

4953863
Visitas del Dia
Visitas del Dia Anterior
Visitas de la Semana
Visitas de la Ultima Semana
Visitas del Mes
Visitas del Ultimo Mes
Numero de Visitas Totales
3487
3432
46931
4865247
146817
208436
4953863

Fecha de Visita: 25-09-2017

Quien Esta En linea

Hay 119 invitados y ningún miembro en línea