Imprimir esta página

Criadores de alpaca piden apoyo y más atención por parte del Estado

El presidente de la comunidad campesina de San Juan de Vilcarana, en la provincia de Antabamba, Marco Anccalla, exigió al Gobierno Nacional y Gobierno Regional de Apurímac la atención de sus principales demandas ante la inevitable depreciación de la carne y la fibra de alpaca, así como la falta de oportunidades para mejorar su producción y condiciones económicas.

“Nuestra comunidad es netamente criadora de alpacas y enfrentamos con nuestros propios medios el cambio climático, la desvalorización de la fibra y la carne, pese a esta situación no contamos con el apoyo de las instituciones públicas nacionales ni del gobierno regional, es decir no tenemos una atención adecuada”, aseveró.

Anccalla señaló que las instituciones públicas deberían acercarse más a las comunidades alpaqueras brindando asistencia técnica para un buen manejo y mejoramiento, sin embargo, lejos de contar con ese apoyo han desaparecido por la pandemia del coronavirus.

De otro lado, Ernesto Ccoscco, criador de camélidos en el sector de Chipanapata, distrito de Totora, manifestó que actualmente el mayor problema que enfrentan es la falta de agua, así como la carencia de pastos.

Al igual que sus hermanos alpaqueros de San Juan de Vilcarana, Ccoscco pidió apoyo en capacitación técnica, protección de fuentes de agua, así como la instalación de cercos para mejorar su producción y proteger sus animales.

Para ambos criadores la presencia del Gobierno Regional de Apurímac es mínima y las pocas veces que llegaron a sus hatos los técnicos solo fue para ofrecerles compromisos a futuro.

Asimismo, desconocen por completo sobre la llamada “reactivación económica regional” que promueve el gobierno regional para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

Paro en Abancay

A mediados de setiembre centenares de criadores de camélidos de varias provincias de esta región acataron un paro de 48 horas. La medida de fuerza tuvo como propósito hacer sentir sus demandas movilizándose por las calles de Abancay y realizando un plantón en el frontis de la sede del gobierno regional.

Si bien se llegó a firmar un acta de acuerdos entre los dirigentes y el gobernador Baltazar Lantarón, la implementación de estos compromisos tomará su tiempo y quizás varios de ellos nunca lleguen a concretarse.

Se estima que en toda la región existen más de 3,500 familias dedicadas a esta actividad de economía de altura. (P.P.D)

DATO: Según el censo realizado hace varios años atrás arrojó una población aproximada de 160 mil alpacas y 30 mil llamas, concentrándose el mayor número de estas especies en las provincias de Antabamba y Aymaraes.

Visto 494 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Publicado en ANTABAMBA