Los resultados de las elecciones regionales deben de servir como un verdadero ejemplo, para algunos políticos derrotados, que menospreciaron la capacidad de la población electoral apurimeña, que demostró estar a gran nivel en las elecciones del pasado cinco de octubre al emitir un voto consciente.

Hay quienes creyeron, que estando en el poder podían comprar la conciencia de los electores, al mismo estilo de Fujimori, y se equivocaron de cabo a rabo. El pueblo les demostró a quienes pregonaban dignidad, que ellos sí tienen este valor superior a aquellos, que quisieron subestimarlos dándoles regalos a cambio de su voto.  

Estos resultados, también nos demuestran, que el panorama cultural y educativo de la región Apurímac está en crecida. Los apurimeños, ya tenemos mayor nivel de reflexión y por lo tanto se exige más a las autoridades, sobre sus responsabilidades con el pueblo y no pretenden dar su respaldo fácilmente, sino tienen que ganárselas.

Ahora, después de las elecciones tenemos a la región totalmente fraccionada, donde los movimientos regionales se han posicionado en las provincias, capturando las preferencias electorales de acuerdo a intereses particulares y necesidades propias del lugar, el cual pone en un panorama político muy especial de cara a la segunda vuelta de las elecciones regionales.

Por esta complicadísima situación electoral, la segunda vuelta en Apurímac, se pone color de hormigas para los candidatos, que probablemente se realice dentro un mes. La coyuntura política también reflejaría que para convencer al elector se tendrá que presentar propuestas serias y viables, porque el ciudadano ya no cree en cuentos chinos, ni mucho menos en la guerra sucia. Ya pasó a la historia.

Seguramente que la población electoral, ahora espera de los dos candidatos que pasen a la segunda vuelta, proponer un plan alterno para los próximos cuatros años que considere los recursos del canon minero y sus regalías, que en primera vuelta se olvidó olímpicamente. Los votantes serán más exigentes, porque ahora saben que Apurímac tendrá millones de soles para dinamizar la economía de la región y no elegirán por elegir.

El pueblo también, está arto de la corrupción descarada que se instauró en la región Apurímac, por algunos enfermizos de poder, que quisieron pisotear a medio mundo, y el voto ciudadano representó el rechazo rotundo a este flagelo, que hace más pobres a todos los apurimeños y hace rico a un grupúsculo de personas a quienes los eligieron para trabajar. El pueblo lo ve todo, no se le pasa nada, por la pluralidad de información a la que tienen acceso a través de los medios de comunicación independientes.

El voto nulo y en blanco, después de conocer los resultados de las elecciones, también es un indicador que en la región existe votantes que están en desacuerdo con la clase política regional, que poco o nada hicieron para convencer a más del 30% de los electores, que representa este segmento. A partir de la fecha, los candidatos tienen que analizar mucho para llegar a quiénes deciden el futuro de la región, que ahora será la más rica del Perú, y para elegir al nuevo presidente regional se exigirá muchos requisitos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Columnistas

  • Calendario
« Septiembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Encuesta Pregon

¿Cómo califica la gestión de Wilber Venegas Torres como gobernador regional de Apurímac a un año y nueve meses de concluir su gobierno?

4950767
Visitas del Dia
Visitas del Dia Anterior
Visitas de la Semana
Visitas de la Ultima Semana
Visitas del Mes
Visitas del Ultimo Mes
Numero de Visitas Totales
391
3432
43835
4865247
143721
208436
4950767

Fecha de Visita: 25-09-2017

Quien Esta En linea

Hay 67 invitados y ningún miembro en línea